lunes, 24 de diciembre de 2012

La Ilíada

La historia de una larga guerra. Con muertos, heridos, lágrimas, vencedores y vencidos.
Una pugna que comienza con un pequeño detonante sin sentido, como casi todas las contiendas.
Mucha sangre y muchos héroes caídos justo cuando mejor te caen. Cuerpos esculturales que una va imaginandose conforme la trama avanza y que de buenas a primeras pasan a ser el recuerdo de otros personajes. Pero no solo las mujeres sufren la pérdida de sus hijos, amantes, padres y maridos. Nada de eso. También los compañeros  de lucha y los dioses que desde el Olimpo, expectantes, no pueden evitar involucrarse en semejante pleito.
Así pues, estos últimos desempeñarán un papel crucial en toda la trama. Observan desde un palco comiendo ambrosía de la buena (no es Tirma, pero casi*). Unos se ponen de parte de los romanos y otros prefieren a los griegos. Y como si de un Madrid-Barça se tratase pujan por sus favoritos. Lejos de quedarse quitecitos en sus tribunas, ayudan a sus privilegiados. Unos poderes sobrenaturales por aquí un romance divino por allá hacen que la novela sea de lo más entretenida. Se trata pues de unos dioses plenamente humanizados, de los que se enamoran, se emborrachan y se pelean.

Ahora bien, en estas 411 páginas aparecen más de un centenar de personajes aunque solo sea para morir entre terribles sufrimientos. Indivíduos con unos rasgos muy definidos que encierran una historia, aunque en este libro no se cuenten. Pero a su vez esas "aventuras no expresadas" se reflejan en el brillo del relato. Para percatarnos de estas alusiones debemos tener unas nociones básicas de mitología clasica, pero si no es así podremos disfrutar de la obra de igual manera, pues iremos descubriendo las características de cada personaje durante el transcurso de la novela.
Otro rasgo distintivo de la obra de Homero es el lenguaje plagado de epítetos, sinónimos y alusiones de todo tipo. Esta característica, si bella, puede hacernos perder un poco el hilo de la argumentación. Pero, en mi opinión, merece la pena dedicarle tiempo, el tiempo que se merece, simplemente por lo hermosas que son las concadenaciones de las palabras, de las frases, de los párrafos. Un ritmo rococó, diría yo. Tan lleno de detalles que es imposible dejar de releer (de hecho, es la segunda vez que lo leo y puede que no la última). En cuanto a su distribución, se trata pues de un único poema dividido en varios libros. Pequeñas historias dentro de una grande.
En mi opinión, es un libro que toda persona debe leer antes de morir, a las puertas del infierno más tardar. Pero esta es una afirmación subjetiva que carece de persuasión alguna. Pues reconozco que no es un libro fácil de leer, que tiene muchas palabras algo desfasadas en el terreno escrito y completamente erradicadas de la jerga oral. Reconozco que en manos de una persona que no tiene el hábito de leer puede convertirse en un proyectil de lo más certero. Sobra decir que la diana de este sería yo y que mi cabeza da 100 puntos.
Así pues, recomiendo este libro quien le guste la fantasía y la mitología en estado puro. Tanto a hombres como a mujeres (Aún así, si lo comparamos con La Odisea, La Ilíada es mucho más masculina). Pues, pese a que se trata de una contienda, hay cierto aire burlesco. También la recomiendo a quien esté harto de leer textos sin sinónimos y cuya riqueza lingüística brille por su ausencia.

¿Habéis leído esta obra?
¿Os gusta la mitología y la fantasía en general?
¿Es importante la manera de escribir del autor a la hora de elegir un libro?


*Tirma: Marca canaria de chocolatinas.

9 comentarios:

  1. Tengo esta novela, pero aún no la he leído. Tengo que ponerme ya con los clásicos. En cuanto a tus preguntas, adoro la mitología, sobre todo la griega y la egipcia y sí, yo creo que la forma de escribir de un autor tiene mucho que ver a la hora de elegir nuestra próxima lectura :)

    un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo bastantes clásicos pendientes :S
      ¡Qué bien! Porque dentro de poco caerá otra reseña sobre un libro de mitología ^^
      Opino igual que tú en cuanto a la manera de escribir del autor.
      Un beso de limón!!

      Eliminar
  2. Tengo que reconocerlo, leo poquísimo... pero poco poco.
    Me cuesta encontrar libros que me atrapen y si no me atrapan no los leo, porque es un esfuerzo hacerlo y siempre se me ocurre algo mejor o mas entretenido que hacer.
    La mitología me encantaba a los 14 años no se como nos la introdujo una profesora que hizo que me fascinara durante años , tanto que mi nick antes era Dafne.
    Y sobre tu última pregunta si, te diré que no soporto los escritores que dan demasiados detalles sobre las escenas donde se encuentran los protagonistas del libro.

    Besotes guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...¿Quién decía eso de "no importa cuáto leas sino lo que leas"? Platón o aristóteles...uno de estos. Yo creo que cada uno tiene que leer lo que le guste y no por obligación. Yo suelo leer varias cosas a la vez y puedo estar tiempo sin terminar un libro, pero después tres marcapáginas de golpe se liberan.
      Lo que dices de los demasiados detalles tiene una explicación científica que ahora mismo no recuerdo. Era algo así como que las mujeres freferíamos los diálogos y los hombres las descripciones por algo de los hemoisferios del cerebro que más usamos. No estoy muy segura!
      Besotes!!!

      Eliminar
  3. Pues no lo he leído la verdad, pero la mitología me gusta un montón!!

    un besote lemon y felices fiestas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marlen :)
      Que alegría verte por aquí...tengo que pasarme por tu rinconcito uno de estos días, que te tengo abandonada. Blogger tiene la manía de borrar tu blog de mi lista ¬¬
      A mi la mitología me ha encantado siempre, de heho creo que sinuestra religión fuera así de humanizada habría más devotos :)
      Espero que tus fiestas hayan ido bien!
      Bsotes!!!

      Eliminar
  4. Aysh, yo no lo he leído, es que precisamente uno de los géneros que menos me gustan es el de fantasía (Un poco raro, teniendo en cuenta que siempre estoy en mi mundo de luz y color, debería gustarme ese género.. pero no xD)
    Un beso Lady Limoncilla ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lady Sirenita,
      Pues me ha extrañado mucho leer eso. Porque los dioses se pasan una vida erótico festiva muy cómica. Pero claro, no es lo mismo que la luz y el color de la fantasía estilo Narnia. Pero para gustos colores, mi niña ;) ¿Has leído algo alguna vez?
      Besotes, mi querida Muffin :)

      Eliminar