sábado, 25 de agosto de 2012

El chico de la sonrisa

En una boda te vi. Tu sonrisa fue lo primero que me llamó la atención de ti. No conocías a los novios y te aburrías porque a quien habías acompañado se divertía sin ti. De buenas a primeras decidiste marcharte a buscar música más animada por otra parte.

No sé lo que encontraste porque nunca me lo contaste, pero está claro es que no te entretuvo porque volviste. Me sorprendiste pues no esperaba verte más. Aún así, charlamos y reímos como si de toda la vida nos hubiésemos conocido. Conseguí ponerte con los dientes lasrgos al describirte el postre que te habías perdido. No bailaste conmigo porque te daba vergüenza. No obstante, te ofreciste a congelar con la cámara los momentos felices de la noche.


Entre foto y foto descubrí que conducir te encantaba; que, pese a ser tan joven, habías acabado la carrera y ya trabajabas; que tu pasión eran los ordenadores y que te gustaba practicar deporte y estar con los tuyos. Me demostraste que eras un buen amigo porque, pese a aburrirte como una ostra conmigo, te quedaste.

La media noche se acercaba y, aunque no era Cenicienta, mi tiempo se agotaba. Debía dormir un par de horas antes de montarme en el tranvía, coger dos trenes y dos aviones antes de llegar a mi nuevo destino.
Como buen informático maniático no me diste tu correo. No esperaba otra cosa, pues durante la noche me había dado tiempo de descubrir que había una parte de tu profesión a la que temías  a la vez que respetabas y con mucho cuidado tratabas. Lo que nunca me hubiese imaginado es que otra de tus pasiones hubiese podido acabar contigo.

Esta mañana cuando abrí el correo supe que algo malo te había pasado. Recibí un link de lo que parecía ser un blog tuyo. Extrañada empecé a leer y descubrí que lo habían abierto tus más allegados para recordarte. No sé si allá donde quiera que estés tendrás internet, pero como veas la cantidad de fotos y datos tuyos que circulan por la red puede que pongas la misma cara que cuando viste a la recién casada dándome un beso en la boca su marido al lado. No tardaste en entender que simplemente era una muestra de cariño de unas amigas que nunca se ven (y unos tacones traicioneros que te hacen perder el equilibrio). Así pues, me regalaste una de tus mejores sonrisas. Una que nunca olvidaré.

20 comentarios:

  1. para escribir ahí que saber y tú sabes... me dejas sin palabras... que cosita más linda has escrito... muaack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Inma!
      Fue una entrada sobre la marcha, necesitaba desahogarme.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Jo.. que bonito!!! :') Esa es mi limón!!
    Un besoo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi querida Muffin Chicharrera y pelirroja!
      El ácido puede volverse triste, pero siempre sabe a limón ;)
      Un beso!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias, Marlen! Me alegra que te haya gustado.
      Besines!!!

      Eliminar
  4. Te he descubierto gracias a Marlen.
    Precioso lo que has escrito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      Marlen es un encanto. Muchas gracias por pasarte y bienvenida!!!
      Que tengas una buena semana!!!

      Eliminar
  5. Me he quedado sin palabras un poco...


    El final es precioso, pero un poco antes la verdad es que parece muy triste todo ._. y me deja totalmente intrigada y perdida...

    Todo un placer leerte como siempre, muy interesante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mañana en la que escribí el post, descubrí que este chico había fallecido y por aguna extraña razón, sin apenas conocerlo, sentí un gran vacío y una profunda tristeza.
      Así pues, empecé a escribir este post y a medida que lo acababa comprendí que debíamos quedarnos con lo bueno de cada momento por muy triste que uno se sintiera.
      Espero haberte aclarado un pelín más :)
      Muchas gracias por pasarte, que sé que tienes poco tiempo y aún así siempre hay un comentario tuyo que me alegra el día. Y gracias por ser sincera. Este tipo de comentarios son muy productivos :)
      Que tengas una feliz semana, artista!

      Eliminar
    2. Como te dije esa sensación de tristeza la transmites perfectamente. Lo impresionante quizá sea la forma que tuviste de encauzar el final hacia una mirada optimista :) Por eso desconcierta :)

      Te vuelvo a escribir para comentarte como es norma, que te nominé a unos premiecillos aquí: http://www.estacerradaladrogueria.blogspot.com.es/2012/08/premiecillos.html

      que se me había pasado avisaros ^_^

      Besos! y gracias a ti!

      Eliminar
    3. Gracias por tus palabras, artista :)
      Y gracias por los premios ^^
      Me hace mucha ilusión ^^ Creo que te commenté la entrada...pero no estoy muy segura. Aún no he tenido tiempillo de hacer la entrada, pero espero que caiga para esta semana ;)

      Besines ^^

      Eliminar
  6. me has dejado sin aliento y con los pelos de punta. He releido tres veces el final, desmenuzando cada palabra... sabes? esas cosas solo las hago cuando DE VERDAD estoy interesada, intrigada y me dejo llevar...
    Enhorabuena, eres una gran blogger. Porfa, hazme saber que has leido esto!

    laflordelys.com

    Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado tanto.
      Muchas gracias.
      Que pases un buen día.

      Eliminar
  7. Yo estoy de nuevo con tiempo para bucear por el blog, y... ay! cómo me ha gustado! ha sido triste y melancólico; ha sido de esos que te dejan con el silencio en el aire. Ha sido para mi día de hoy. Muuua!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte de nuevo por aquí. Sí, me sentía justo así. Espero que te sientas mejor. Mua!

      Eliminar
  8. bufff que pena el final, como otros lectores me lo he leído varias veces...
    Un bonito homenaje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no podía hacer nada...
      Me alegra que te haya gustado.

      Eliminar